Investigan complot para asesinar a Theresa May

Publicado: 6/12/2017 08:06
Investigan complot para asesinar a Theresa May

Este miércoles comparecen dos acusados ante un tribunal por un complot para matar a la primera ministra británica.

Dos hombres comparecen ante un tribunal de Londres en relación con un supuesto complot para asesinar a la primera ministra británica, Theresa May, en su residencia del 10 de Downing Street, informan los medios.

El presunto plan consistía en perpetrar un ataque con bomba contra las puertas de seguridad de Downing Street y después, aprovechando la confusión inicial, llegar hasta la primera ministra para matarla con un cuchillo, indica la cadena BBC.

Según los medios, los detalles de este plan fueron comunicados por el director general de los servicios de contraespionaje británicos MI5, Andrew Parker, durante una reunión del gobierno, en la que informó de que un total de nueve complots de radicales islámicos fueron frustrados en el Reino Unido en el último año.

Un portavoz oficial de May no ha querido aportar detalles de estos nueve ataques, pero los medios informan hoy de que uno de ellos consistía en atentar contra la Jefa del Gobierno, aunque no han sido desvelados sus motivos.

Ese supuesto complot fue frustrado tras el arresto de dos hombres la semana pasada en Londres y en Birmingham, centro de Inglaterra.

La Policía, por su parte, se ha limitado a informar de que dos hombres comparecen ante la Corte de Magistrados de Westminster, en Londres, acusados de planear actos terroristas.

Se trata de Naa'imur Zakariyah Rahman, de 20 años, del norte de Londres, y Mohammed Aqib Imran, de 21, de Birmingham.

El director del MI5 informó al gobierno de que las derrotas militares sufridas por el autodenominado grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak y Siria no implican el fin de la amenaza terrorista que planea sobre este país.

El director general del servicio de espionaje alertó de que las redes sociales están siendo empleadas para alentar la comisión de ataques tanto en este país como en otros lugares.

EFE