De Vido denuncia "conspiración" desde la celda 5702

Publicado: 12/11/2017 17:19
De Vido denuncia "conspiración" desde la celda 5702

El exministro argentino De Vido acusa a antiguos ministros de Cristina Kirchner, y le pide a los fiscales que los investigue.

El exministro kirchnerista Julio de Vido, en prisión preventiva por presunta corrupción, denunció posible "encubrimiento o complicidad" sobre irregularidades y responsabilizó a reconocidos representantes políticos que fueron funcionarios kirchneristas.

En un mensaje en Facebook, De Vido alegó que si estos antiguos ministros de Cristina Fernández se presentaron durante las últimas elecciones -celebradas hace un mes en Argentina- como alternativas políticas al frente liderado por la expresidenta y denunciando "la grande y nunca vista corrupción k", entonces "¿eran cómplices o encubridores?".

El que fuera ministro de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández se dirigía en especial a los fiscales federales, y señalaba a Sergio Massa (del Frente Renovador), Graciela Ocaña (Confianza Pública), Florencio Randazzo (Partido Justicialista) y Martín Lousteau (Evolución) como mayores responsables de una campaña para "destruir al movimiento nacional".

"Señores fiscales federales: Revísenlo porque llegará el día en que se terminará la justicia selectiva, que persigue a unos pocos, y se les pedirá cuentas por no haber investigado estos flagrantes delitos", exponía De Vido, que firmaba como "preso sin condena" desde la "celda 5702".

Asimismo, también denunció la presencia de "monjes negros" que manipulan a figuras políticas desde las sombras y que supuestamente influyeron en su detención.

Este jueves se conoció que De Vido fue embargado y procesado con prisión preventiva por presunta administración fraudulenta en perjuicio del Estado en una causa por presuntas irregularidades en las obras de remodelación de la mina de carbón de Río Turbio, en el sur del país.

Este es uno de los expedientes por los cuales está detenido desde el pasado 25 de octubre, así como otro por el supuesto pago de sobreprecios en la compra de gas licuado.

El pasado 31 de octubre, el exministro dijo en una carta que el Estado de Derecho "está roto" o "simplemente no existe" en Argentina y defendió no pudo haber cometido los delitos de los que se le acusa.

"Estoy detenido sin juicio previo en dos causas por delitos que no están probados y de los que nunca pude haber sido el actor por falta de acción, es decir, que con las misiones y funciones que me atribuía la ley, aunque se hubieran cometido, yo nunca los hubiera podido cometer", aseveró.

De Vido, de 67 años, fue detenido tras presentarse ante los tribunales de Buenos Aires minutos después de que el Parlamento argentino le quitara su fuero como diputado nacional por pedido de dos jueces que ordenaron su detención en causas por presunta corrupción.

EFE