Argentina condenó a 939 represores de la última dictadura desde 2008

Publicado: 20/03/2017 12:11
Argentina condenó a 939 represores de la última dictadura desde 2008

Así lo indicó un informe de la Unidad de Superintendencia para Delitos de Lesa Humanidad. El viernes se cumplen 41 años del Golpe.

Argentina condenó a 939 civiles y militares en los juicios celebrados desde 2008 por los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura del país (1976-1983), de cuyo origen, un golpe de Estado, se cumplirán el próximo viernes 41 años.

Fuentes jurídicas divulgaron este lunes el informe de la Unidad de Superintendencia para Delitos de Lesa Humanidad, dependencia creada por la Corte Suprema, según el cual, 2013 fue el año en el que más condenas se dictaron, con un total de 168.

Asimismo, en lo que va de 2017, se conocieron 18 sentencias condenatorias en dos juicios orales, uno en la norteña provincia de Jujuy y otro en la de Buenos Aires.

Los crímenes cometidos durante el régimen de facto comenzaron a juzgarse en 1985, cuando se conoció la histórica sentencia denominada como "Juicio a las Juntas", que condenó a los máximos jefes de la dictadura por las masivas violaciones de derechos humanos cometidas.

Luego de este proceso, que concluyó con fuertes penas, entre ellas cadena perpetua para el dictador Jorge Videla, fallecido en 2013 en la cárcel, la Cámara Federal recomendó investigar las responsabilidades de los mandos inferiores, tomando como referencia los testimonios y la prueba documental producida durante el juicio.

Es así que se abrieron cientos de causas en todo el país que fueron interrumpidas por las leyes de punto final y obediencia debida sancionadas en 1986 y 1987.

Sin embargo, en 2005 la Corte Suprema de Justicia declaró la inconstitucionalidad de esas leyes y en 2006 los juicios volvieron a retomarse.

Dos años después comenzó una seguidilla de sentencias que continúa hasta hoy, a la par que se siguen desarrollando juicios relacionados con los delitos de la dictadura, que comenzó con un golpe de Estado militar el 24 de marzo de 1976, y los años previos.

No obstante, uno de los juicios más esperados fue el que sentó en el banquillo a ex miembros de las fuerzas de seguridad por presuntos delitos de lesa humanidad cometidos en 1975 y 1976 en el marco del Operativo Independencia, que, según la Fiscalía, dio inicio al terrorismo de Estado en la antesala de la dictadura, durante el gobierno de María Estela Martínez de Perón (1974-1976).

Ya el pasado enero, la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad especificó que desde 2006 tramitan ante la justicia federal 585 causas en las que se investiga la responsabilidad de un total de 2.771 imputados por delitos de lesa humanidad.

De ese total de expedientes, el 47% -277- todavía se encuentra en etapa de instrucción; mientras que el 30% -173- obtuvo sentencia, de las cuales, 87 se encuentran aún en instancia de revisión por la Cámara Federal de Casación Penal o la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

En este sentido, el 20% -119- se encuentran elevadas a juicio, aunque solo seis tienen fijada fecha de inicio.

Los datos de la Procuraduría añadieron que el 29 % de los acusados hasta ese momento se encontraba procesado; mientras que el 26 % ya fue condenado; el 17% falleció antes de ser sentenciado; el 6% se le dictó la falta de mérito y el 3% resultó absuelto.

Actualmente, de los presidentes de facto del país, solo vive Reynaldo Bignone, de 89 años, el último dictador argentino (1982-1983), que se encuentra encarcelado.

EFE