Fue a trabajar y debió quitarse las caravanas: "los hombres no usan"

Sociedad

8/08/2019 08:38

Fue a trabajar y debió quitarse las caravanas: "los hombres no usan"

Gastón Britos / FocoUy

Hacía semanas se había comenzado a pintar las uñas y ese día decidió ir por primera vez con caravanas; la respuesta no fue la que esperaba.

Amelia vivía en Salto pero a sus 22 años decidió mudarse sola a Montevideo para estudiar psicología mientras trabajaba como cajera en el supermercado Planeta, ubicado en Avenida Rivera y Bulevar Artigas.

Hacía unas semanas se había comenzado a pintar las uñas y ese día, el jueves 1° de agosto, decidió ir por primera vez con caravanas. La respuesta no fue la que esperaba.

Su encargado le llamó la atención y le dijo que si quería seguir trabajando debía sacárselas porque su imagen no era acorde a la que el comercio quería dar. "Le señaló que la empresa no quería que los hombres usaran caravanas", denunció el dirigente sindical de la Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios (Fuecys), Richard Mateo.

Amelia le explicó sobre su proceso y que estaba a unas semanas de comenzar a hormonizarse. Con un angustia que le partió el pecho pero pensando en su trabajo, decidió acatar la orden y quitarse las caravanas.

Ese mismo día en el grupo de ayuda al que asiste en la Facultad de Piscología le recomendaron que se dirija al sindicato para ver si la podían ayudar. En la misma mañana del viernes, Amelia tocó el timbre en Fuecys. "Anda a trabajar tal cual sos", le aconsejó Mateo ni bien escuchó su historia.

Ella volvió a su trabajo y la respuesta fue la misma. Esta vez, adelante de sus compañeros y de los clientes del comercio donde trabajaba hacía ocho meses. "Los hombres no usan caravanas", le volvieron a insistir.

Este lunes la Federación acudió a la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra) a la que un abogada y un contador se presentaron por parte de la empresa. El gremio reclamó el reintegro de la trabajadora luego de un acto de "transfobia" empresarial, afirmó Mateo.

"La empresa nos dijo que la iban a despedir", señaló el integrante de la dirección de Fuecys. Amelia no tenía sanciones ni suspensiones. "Nosotros le recalcamos en conjunto con el Ministerio que el despido estaba fuera de la mesa", indicó.

La empresa pidió una prórroga porque los representantes que asistieron a la reunión no tenían poder de decisión. Este viernes el supermercado Planeta enviará un mail al Ministerio de Trabajo con la decisión que tomó y el lunes las partes tendrían una nueva audiencia para trabajar en el acta.

Al igual que Fuecys, distintas organizaciones sociales están a la espera de la respuesta que dará el supermercado. En caso que la empresa no decida reintegrar a Amelia bajo las mismas condiciones que estaba trabajando se tomarán medidas "inmediatas", sentenció Mateo.