Denuncian represión policial luego de la Marcha del Agua

Sociedad

23/03/2019 15:48

Denuncian represión policial luego de la Marcha del Agua

Desde el Servicio Paz y Justicia (Serpaj) denunciaron agresiones sobre integrantes de la movilización.

El viernes a la noche diferentes organizaciones sociales se dieron cita para participar de la Marcha del Agua que se llevó a cabo por la Avenida 18 de Julio en un evento que se cerró con una "represión violenta" según denunciaron miembros del colectivo.

Según los videos que publicaron estos colectivos y que fueron replicados por el Servicio Paz y Justicia (Serpaj) y por el precandidato presidencial Gustavo Salle, varios móviles de la Policía llegaron al lugar y detuvieron a dos integrantes de la marcha.

"Repudiamos y denunciamos la acción discrecional y represiva de la policía, que ayer luego de la marcha por el agua agredió compañerxs que marchaban y salían pacíficamente de la manifestación, siendo detenidos hasta la madrugada dos compañeros, sin informar motivos", escribió la cuenta oficial de Serpaj en un video donde se observa la llegada de la Policía en un material cargado de insultos.

"Es lamentable que la Policía se preste para reprimir a gente que lucha por el agua, por la vida, por la salud, contra la contaminación, contra el contrato coimero y genocida ROU UPM. Esta gente estaba luchado por la vida del hijo del policía que los reprime ilegalmente", escribió por su parte el candidato del Partido Verde Animalista.

Según la versión de los grupos convocantes a la marcha a uno de los detenidos le pidieron el documento y, al responder que no lo tenía, lo subieron a un móvil policial.

Uno de los detenidos estaba disfrazado del presidente Tabaré Vázquez y el otro integrante es integrante del colectivo "Por el costado de la vía", un grupo de vecinos que denuncian irregularidades y violaciones de los derechos humanos ocasionados por el proyecto Ferrocarril Central, licitado por el gobierno, que tiene como objetivo facilitar las rutas de transporte para el proyecto de UPM.

El accionar también fue denunciado ante el Instituto Nacional de Derechos Humanos.