Dos grandes del rock uruguayo se paran contra la violencia de género

Por: Danilo Costas

Sociedad

6/03/2019 08:13

La Vela Puerca y No Te Va a Gustar levantaron sus banderas por los derechos de la mujer y mandaron un mensaje potente contra el machismo.

Jaqueline, una mujer cubana que había llegado a Uruguay hacía pocas semanas, fue estrangulada por su marido la noche del 29 de enero. Esta pareja de cubanos, que llevaban seis años de relación y vivían en Paso de la Arena, protagonizaron el primer femicidio de 2019.

Desde esa fecha, otros tres casos fueron investigados como tal. El último data de este martes, cuando una mujer policía de 29 años fue encontrada muerta de un disparo en su casa en una zona periférica de la ciudad de Artigas. Al lado de ella estaba el cuerpo de una expareja suya, de 38 años.

En este escenario y a pocos días de conmemorarse un nuevo Día Internacional de la Mujer, diferentes actores políticos, culturales y deportivos se sumaron a distintas campañas de conciencia que buscan el fin de la violencia de género y la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

El rock nacional no fue la excepción y en medio de la agitación del feminismo como movimiento social las dos bandas más convocantes del medio local decidieron dar sus mensajes.

“Nuestra primera acción contra la violencia de género fue en 2005 porque participamos de una campaña de Amnistía Internacional y de actividades con el colectivo Mujeres de Negro. En ese momento escuchar en la radio o leer una noticia sobre un femicidio era muy raro e impactante. Así nació la canción “Nunca más a mi lado” y siempre nos quedaron ganas de seguir haciendo cosas”, dijo a ECOS el integrante de No Te Va a Gustar, Martín Gil.

Si bien la banda ya tenía un importante reconocimiento a nivel local aún no había explotado a nivel internacional y aprovecharon sus contactos dentro del mundo de la música para amplificar el mensaje.

“Pensábamos que había que hacer algo más con la canción y sucedió que se nos acercó Constanza Moreira y nos propuso hacer algo con la bancada bicameral femenina. Eso fue en 2010 y nos pareció muy bien. Entonces hicimos una campaña a favor de la Red contra la Violencia Doméstica y Sexual, con varias ONG y con El Faro. Conocimos a Andrea Tuana y comenzamos a trabajar en conjunto”, explicó.

El punto de quiebre a nivel masivo fue cuando convocaron, para grabar el video de la canción, a figuras de la talla de Eduardo Galeano, Ruben Rada, Sebastián Teysera y Fernando Cabrera entre otros.

“Grabamos la canción con un recitado de Galeano al principio y luego aparecen Rada, Cabrera, el enano (Teysera), Federico Lima, el ‘Chango’ Spasiuk, Alejandro Spuntone, Eduardo Larbanois y Mario Carrero. La intención fue que a través de Antel la gente pudiera descargar la canción y participar de la campaña pero no hubo una correlación entre la enorme difusión que tuvo el tema y los ingresos que se generaron. También nosotros supusimos que iba a existir un apoyo más fuerte del Parlamento porque incluso presentamos la canción en el anexo del Palacio Legislativo”, afirmó Gil.

“Todos fueron invitados desde la admiración y la amistad y tuvieron una disposición inmediata para hacerlo. Fueron todos a grabar a la sala. Algunos se cruzaban en el momento de producción. Galeano cayó con un librito que le entraba en el bolsillo del pantalón con letra muy chiquita. No sabíamos lo que iba a decir y nos sorprendió desde la primera toma”, confesó el músico, integrante de la banda desde 1997.

En ese momento de movimientos sociales más organizados para denunciar la violencia y la desigualdad, la banda recibió un trompada que evidenciaba la realidad.

“Toda la banda es un colectivo de hombres, los invitados que participaron de la canción eran hombres y ese era el mensaje que se quería dar. Sin embargo no fue ningún parlamentario hombre, ni uno solo y eso nos dolió muchísimo. Igual, lejos de desanimarnos entendimos que había que seguir trabajando”, agregó.
No Te Va a Gustar es otra de las bandas comprometidas contra la violencia de género.
No Te Va a Gustar es otra de las bandas comprometidas contra la violencia de género.

El recorrido de NTVG hasta el momento fue comprometido, participando de conciertos y destinando fondos para campañas. Una vez que decidieron no bajar los brazos e involucrarse más, la banda recibió el respaldo de legisladores como Jorge Gandini y de personalidades del gobierno como el exsubsecretario de Salud Pública, Miguel Fernández Galeano y el ex Ministro de Trabajo y Seguridad Social, Julio Baraibar.

De ese vínculo con Tuana nació una idea y en la actualidad la banda realiza cursos de formación para jóvenes de Montevideo y el Interior, que tienen por objetivo promover la inclusión, la igualdad de oportunidades y el respeto por la mujer.

“Es un proyecto muy intenso y bastante cargado de actividades. Lo llevo yo adelante con la confianza de todos mis compañeros y rindo balances. Es un proceso para mí y para todos porque como hombres uruguayos que somos mejoramos, evolucionamos y no nos podemos sentir ajenos a lo que pasa”, señaló.

Lea también: Secretos, miedos y sueños: un viaje a la intimidad de La Vela Puerca

La banda y los talleristas trabajaron en Montevideo, Florida, Tacuarembó y Cerro Largo, con la intención de formar 20 referentes por territorio.

“Se llega y se trabaja con un grupo de chiquilines que se forman como referentes formadores y multiplicadores del taller. La idea es generar células que repliquen el mensaje a mediano y corto plazo en la prevención de la violencia en el noviazgo adolescente. La violencia ataca en los lugares más insospechados y creo que, al igual que evolucionamos como banda, yo evolucionó desde rasgos culturales que trascienden a la banda. Me pasó de poner en perspectiva mi núcleo familiar, con mi compañera y mi hija y darme cuenta que hay mucho nudo por desatar. Para nada lo consideramos un camino terminado y hay que educar y redoblar muchos esfuerzos. La idea es remover, cuestionar y suponer que nuestra postura no levante polvo o no genere algún disgusto sería una desinteligencia”, sentenció.

De Negro y Rojo: Una letra de La Vela Puerca que lo dice todo

En su último trabajo discográfico de estudio, La Vela Puerca incluyó la canción "De Negro y Rojo", escrita por el fundador del grupo Sebastián "Cebolla" Cebreiro, una canción que aborda mediante metáforas el peso del patriarcado, la resistencia del feminismo y la violencia de un femicidio.

"La canción buscó reconocer la lucha que están teniendo las mujeres, a mí me crió una mujer, amo a una mujer y tengo amigas mujeres. Ellas tienen un reclamo que lo creo genuino porque si yo fuera mujer estaría parado desde ese lado. La canción no es para nada panfletaria y no se pone la camiseta del feminismo ni del machismo. Si tenemos un montón de cosas que como sociedad aprendimos porque nos criamos en una sociedad machista. Desde que somos niños nos dijeron que los hombres tenían que ir a trabajar y las mujeres tenían que ir a la cocina, eso es una estupidez enorme y hay que voltear todos estos prejuicios", dijo el cantante en diálogo con este portal.

Cebreiro afirmó que la violencia está instalada en la sociedad y que la agresividad del hombre, mayor a la de la mujer, no justifica nada.
Sebastián "Cebolla" Cebreiro en acción.
Sebastián "Cebolla" Cebreiro en acción.

"Hoy en día hay una violencia generalizada en la sociedad y sabemos bien que el hombre es más violento que la mujer, pero eso no justifica nada. Sin panfletos intento ponerme en esa piel, escuchar y entender, sin sacar la tuba de decir estas feministas o estas feminazis, porque se armó en torno al discurso toda una terminología que es espantosa. Esta canción intenta decir: 'soy un hombre criado en una sociedad machista e intento sacarme todo lo que mal aprendí y entender que hay un montón de cosas que tienen que cambiar'". Es tiempo de escuchar a las mujeres y entender su reclamo. Me críe en una casa con una mujer pero tenía cosas aprendidas del machismo, cosas impuestas de tus amigos, de tus compañeros de estudio o hasta por tu pareja. Hay que volver a aprender un montón de cosas que están mal aprendidas y hay que hacerlo sin miedo", aseguró.

De cara a un año electoral y con una agenda de reclamos que busca no perder los derechos conquistados, las diferentes organizaciones feministas se hacen escuchar.

"Soy bastante terrenal a la hora de componer y son cosas que me tocan muy de cerca. Amo a mi pareja que es mujer, a mi madre que es mujer y a mis amigas mujeres. Si hay un montón de gente que quiero y que está mal, tengo que tener la sensibilidad de ponerme sus zapatos y ver con sus ojos. Me nutrí de escuchar, yo no me junto solo con hombres, trabajo todo el tiempo con un grupo de hombres pero convivo con una mujer. Esta canción tiene la particularidad que la compuse con Ernesto Tabárez (líder y voz de Eté & Los Problems). Yo tenía el concepto y el estribillo en la cabeza, Ernesto me empezó a tirar de la lengua y los dos terminamos de barajar los conceptos y bajarlos con alguna metáfora, así que es una coproducción", cerró.

En 2018 fueron asesinadas 31 mujeres a manos de parejas o exparejas según las estadísticas del Ministerio del Interior.

En los primeros 10 meses del año pasado, entre enero y octubre, la Policía recibió 32.307 denuncias de violencia doméstica y asociados (entendidos como aquellos hechos y delitos que se encuentran vinculados a situaciones de violencia doméstica). Ese número supone una denuncia cada 13 minutos y 106 denuncias por día.