Tensión y amenazas en Pocitos: hombre tomó 8 rehenes en peluquería

Sociedad

10/01/2019 18:15

Tensión y amenazas en Pocitos: hombre tomó 8 rehenes en peluquería

Armado ingresó al local donde trabajaba su expareja y amenazó con matar a todos, pero tras un operativo de tres horas se entregó.

La tarde en Pocitos se vio alterada cuando aproximadamente a las 14 horas un hombre ingresó armado a la peluquería "Amor Mío", ubicada entre Francisco Soca y Óscar Gestido, en pleno barrio Pocitos.

Lo que en principio parecía una rapiña para clientes y empleados del establecimiento se descartó de plano cuando el hombre -Gastón Machado- apuntó contra una mujer -su expareja- a quien le reclamó una traición amorosa.

A partir de ese momento el hombre se atrincheró en el negocio con un revolver y amenazó con matar a todos los presentes, catorce personas en total.

La situación generó un despliegue del Ministerio del Interior con un operativo especial en la zona que se vio reforzado por integrantes del Grupo Especial de Operaciones, las Fuerzas Especiales y la Guardia Republicana, además de un negociador entrenado por la Policía, efectivos de Bomberos y médicos de ASSE.

Fuentes del Ministerio del Interior que trabajaron en el caso confirmaron a ECOS que no se trataba de un asalto ni de un copamiento y que la única motivación del hombre era amedrentar a su expareja en un claro caso de violencia de género.

Dentro del local eran ocho los rehenes que tomó el secuestrador entre empleados y clientes aunque luego dos personas lograron escapar por sus propios medios en el transcurso del operativo.

Tras la llegada de los móviles policiales el hombre disparó en varias oportunidades su arma de fuego pero no se constataron heridos.

En medio del operativo el hombre tomó un teléfono celular y grabó un video donde señala a su expareja como infiel, la insulta y repite la frase "vamos a morir todos".

En el lugar estuvo presente desde el inicio el Jefe de Policía de Montevideo, quien solicitó en varias oportunidades a los canales de televisión que cortaran la transmisión en vivo.

"Estamos en una situación crítica, en pleno operativo y con unidades desplegadas de la Guardia Republicana. Les pido por favor que corten la transmisión para que el negociador y las unidades del operativo puedan hacer su trabajo", les dijo Pérez a los periodistas de los canales de televisión.

Según informaron a este portal el hombre armado que tomó a las personas de rehenes en la peluquería estaba observando por televisión lo que ocurría en tiempo real con el operativo.

Sobre la hora 17.30 el hombre liberó a otras dos mujeres y minutos después tomó la decisión de entregarse, antes de liberar a los otros cuatro rehenes que aún lo acompañaban.

Un numeroso grupo de personas, entre familiares de los rehenes, vecinos y curiosos, se hicieron presentes en el lugar detrás de los patrulleros que conformaban el perímetro y vieron el desenlace del operativo entre lágrimas de emoción y aplausos.

Según información primaria el hombre solicitó ir a la cárcel de Punta de Rieles como condición para entregarse y se trata, según el testimonio de los investigadores, de un paciente psiquiátrico, aunque este último punto deberá confirmarse con las pericias que se le practicarán en las próximas horas.

Luego, en conferencia de prensa autoridades policiales señalaron que una negociación "altamente exitosa" de cuatro horas fue la clave para que el hombre se rindiera de forma pacífica.

Los encargados de las negociaciones con Gastón Machado fueron los agentes de la Guardia Republicana (GR). De acuerdo con el comandante general de la GR, Alfredo Clavijo, la negociación fue la fase más importante, pues fue la que pudo determinar una rendición sin necesidad de hacer uso de una intervención táctica, la cual habría puesto en riesgo la vida de los rehenes y de los funcionarios policiales que estaban en el perímetro de la zona.

"La negociación fue altamente exitosa, hay que felicitar al equipo negociador que fue cumpliendo las fases y logró que el tomador de las rehenes tomara la vía de liberar a las rehenes, entregar las armas y ponerse ahora a la disposición de la Justicia", señaló Clavijo.

Aunque el comandante general no desveló las condiciones de las negociaciones, explicó que el responsable de hablar con el secuestrador "pudo tener el control de la negociación y resolver la situación de forma pacífica".

Asimismo, durante la conferencia de prensa, se destacó que la llamada de alerta la dio una persona que se encontraba en el establecimiento y fue quien informó de cuantas personas había en la peluquería.