Ta-Ta presentó una oferta y Motociclo cerrará el 31 de enero

Sociedad

10/01/2019 14:23

Ta-Ta presentó una oferta y Motociclo cerrará el 31 de enero
Motociclo

Si bien la venta al grupo argentina De Narváez aún no se concretó, es muy sólida y se oficializará en los próximos días.

“La idea es que el 31 de enero deje de existir lo que hoy se conoce como Motociclo”, dijo a ECOS Karol Parrabichine, presidenta del sindicato de esa empresa. Si bien la venta no está cerrada, el grupo argentino De Narváez presentó una oferta muy sólida para adquirir la empresa que entró en concurso de acreedores en octubre.

La oferta es por 3 millones de dólares y contemplaría a un 30% del total de los empleados. “Actualmente en Motociclo hay 90 trabajando y otros 170 se encuentran en el seguro de desempleo. Los nuevos dueños tomaría alrededor de 80 empleados”, especificó Parrabichine.

Ante eso, se harán entrevistas de trabajo para seleccionar el personal definitivo que se sumará a trabajar en las nuevas sucursales de Mutiahorro y Ta-Ta, que son propiedad de esta empresa argentina.

Además, los nuevos dueños se harán cargo del pago de los despidos de los trabajadores que queden definitivamente desafectados.

“La gran posibilidad es que De Narváez tiene presencia en el interior del país y, de esa manera, las marcas de Motociclo volverán a esos lugares”, señaló. Winner, Graziela y Ondina son de las marcas más importantes que comercializa Motociclo y que serán adquiridas por esta firma.

La oferta fue aceptada por el síndico Gabriel Ferreira que es quien está encargado de llevar adelante el proceso de concurso. Parrabichine señaló que la compra tiene fecha de 31 de enero, pero que existe una prórroga de 30 días. “De todas maneras, la idea es que para este mes ya se haga efectiva”, expresó.

El nuevo acreedor también se hará responsable de la deuda que tiene la empresa con distintos bancos y proveedores, y que ronda los 34 millones de dólares.

Desde que se desató esta situación en la empresa, las ventas comenzaron a bajar considerablemente y, producto de la falta de stock, los locales se vieron vacíos y faltos de mantenimiento. “Si nos comparamos con años anteriores, las ventas han sido menores. Pero, el mes pasado tuvimos un aumento por las fiestas”, indicó Parrabichine.

En setiembre, quien era dueño de la empresa anunció el quiebre de la misma y se radicó en el exterior. Desde entonces, Motociclo quedó en manos de los trabajadores que, con dificultad, obtienen las ganancias para pagar los sueldos.

Motociclo tiene una deuda de 34 millones de dólares y eso llevó a que muchos proveedores retiraran los convenios que tenían con la empresa. Es por eso que dejaron de recibir una importante cantidad de productos.

Desde el 1° de octubre, la empresa entró en una reestructura con el fin de poder realizar la venta en bloque. De las 23 sucursales, solamente diez quedan abiertas y la mayoría de ellas en Montevideo (en el interior únicamente se mantiene la de Punta del Este). Además, 170 trabajadores fueron enviados al seguro de desempleo.

La resolución fue tomada por el síndico en conjunto con el gremio de los trabajadores y la Federación de Empleados de Comercios y Servicio (Fuecys). Estas partes también resolvieron el traslado de la mercadería a la capital para abastecer a los locales aún abiertos.

En octubre, surgió la información de que varios inversores estaban interesados en la compra de Motociclo, pero ninguno con una oferta concreta.