Desde hace 2 años viaja en bicicleta a Alaska: le robaron el birrodado

Publicado: 16/09/2018 14:39
Desde hace 2 años viaja en bicicleta a Alaska: le robaron el birrodado

Al preguntar dónde podía dejar a América, su bicicleta, le respondieron que "en el estacionamiento". Tabaré Alonso tuvo una corazonada.

Tabaré Alonso interrumpió un viaje que emprendió en bicicleta a Alaska (EE.UU.) hace más de dos años ya que el vehículo en el que se movilizaba le fue robado en San Pedro Sula, norte de Honduras, denunció el mismo afectado en redes sociales y la prensa local.

Alonso indicó que en San Pedro Sula, la segunda ciudad más importante de Honduras, un amigo le dijo que se quedara "en la mejor habitación de un hotel" y que él se la pagaría.

Al preguntar dónde podía dejar a América, su bicicleta, le respondieron que "en el estacionamiento".

"Pero tuve una corazonada y les pregunto si puedo entrarla al cuarto y me dicen que no. Insisto, y me dicen que nunca ha faltado ni se ha perdido nada. Aquí nunca han robado, puedes dejarla tranquilo, entonces decidí confiar (siempre lo hago)", añadió.

Además de la bicicleta, Alonso dejó con ella sus alforjas, tomando solamente lo necesario para pasar la noche en el hotel.

En la madrugada del día siguiente, dice que se despertó "preocupado, con un mal presentimiento" y con la idea en su mente de que "había cometido un error", por lo que se levantó y lo primero que hizo fue ver que América estaba bien.

Pero a las 09.30 hora local que volvió a bajar, al llegar al estacionamiento del hotel para continuar su viaje hacia el norte del continente, se encontró con "la misma imagen que en Manaos, Brasil: no estaba la bicicleta".

Alonso indicó que al preguntarle al cuidador del estacionamiento, respondió que la había visto hacía 30 minutos, pero que salió a comprar una recarga para el teléfono y al regresar ya no estaba.

Minutos más tarde llegó el dueño del hotel preguntando "¿cuánto cuesta la bicicleta?", a lo que respondió que eso "no importa" y que "es fácil darse cuenta de que es una bici económica, muy económica, pero es mi bicicleta, nuestra bicicleta América".

Es "el medio de transporte que elegí para cumplir mi sueño y en el que ahora también viajaba el sueño de cientos de amigos y hermanos que hemos hecho durante el camino", expresa Alonso.

Luego de que en el hotel "comenzaron a buscar culpables", fue "con el encargado a la primera estación de policía", donde le tomaron declaración y el oficial "se siente un poco confuso, pues no es común recibir denuncias por robo de bicicletas. Me dice con un poco de pena: Señor, nunca hemos recuperado una bicicleta robada".

Alonso no cree que pueda recuperar las alforjas en las que llevaba ropa, una hamaca y otras pocas cosas "sin valor económico, pero sí con gran valor sentimental porque tenía recuerdos que mis amigos de todas partes me han dado desde que salí de Uruguay hace 2 años y 6 meses", pero sí su bicicleta.

En las alforjas llevaba "objetos simples sin mucho valor económico, eran solo recuerdos, incluso algunos amuletos de protección que me han dado mis madres adoptivas", dijo.

"Tenía mi biblia, el manuscrito de mi libro, fotos, mis pinturas (imagino que las habrán tirado) pero no importa, en este momento solo quiero recuperar a nuestra América. Me quedare en San Pedro Sula, Honduras hasta recuperarla".

Para Alonso, su bicicleta normal, sin valor económico, "es especial" porque ella fue la que le trajo "hasta Centroamérica".

"Solo nuestra América es quien tiene esa magia para conectar con cada país que recorremos", indicó el aventurero suramericano.

"Nuestra bicicleta guarda la historia de miles de sueños, las letras de muchos niños y amigos que han escrito sus nombres sobre ella. Nuestra bicicleta América guarda en sí misma el polvo sagrado de cada suelo, de cada aldea, de cada ciudad, la arena y las marcas de sal que le ha dejado el Caribe, no puedo perderla, al menos no de esta forma", recuerda Alonso.

Además, se culpa él mismo de lo ocurrido en San Pedro Sula "por ser tan confiado, por dejar algo tan importante afuera mientras yo dormía tranquilo. Fui un tonto y un irresponsable con nuestra América, pero vamos a encontrarla para poder seguir avanzando hacia nuestro destino Alaska junto a ella".

"Pensaba irme mañana de San Pedro Sula, pero nos quedaremos hasta recuperarla. Comienza la búsqueda", finalizó.


EFE