Coronavirus en Uruguay
803

Confirmados

22

Fallecidos

650

Recuperados

Coronavirus en el mundo
5.804.043

Confirmados

359.729

Fallecidos

2.499.613

Recuperados

Editorial:La otra cara del Mayo francés
Ver editoriales anteriores
Sartori: "Debemos estar presente donde es necesario" /// Lacalle Pou en Rivera: "Ojalá no tenga que volver por este tema" /// Uruguay reactivó la venta de carne y ganado a China, Israel y Turquía /// Rodrigo Capó Ortega: “Me voy por la puerta grande” /// Experto uruguayo destaca importancia de los impuestos ante el COVID-19
Sociedad

26/07/2018 13:14

No le gustó fallo y le pegó al árbitro: 16 meses de libertad vigilada

Fue en Maldonado. Sentencia fue decretada el miércoles. El juez sufrió fractura de clavícula con desplazamiento y traumatismo de tórax.

No le gustó fallo y le pegó al árbitro: 16 meses de libertad vigilada

Pixabay

Lejos de ser una época que despierte sentimientos navideños o alguna forma de empatía, diciembre es un mes en el cual uno parece estar más acelerado de lo habitual. En la cancha de fútbol 7 del club Ituzaingó, de Punta del Este, un árbitro de fútbol de un campeonato amateur sufrió lo peor de esos aceleres.

Según informó este jueves la Jefatura de Policía de Maldonado, este miércoles un hombre de 27 años de iniciales M.N.M.A. fue sentenciado por lesiones graves. Le iban a dar 16 meses de prisión pero finalmente pasará ese tiempo bajo libertad vigilada, fijando domicilio, presentándose en la seccional policial correspondiente una vez a la semana y siendo seguido por la Oficina de Supervisión de la Libertad Asistida (OSLA) durante ese período.

Todo por los hechos denunciados el pasado 23 de diciembre por un hombre que hacía las veces de juez de fútbol en un partido de fútbol 7 en la cancha de Ituzaingó, según dijo a ECOS el vocero de la Jefatura de Maldonado, Joe López. Un fallo que no le gustó al equipo del hoy condenado hizo que el árbitro fuera agredido por varias personas. Sin embargo, la denuncia apuntó contra quien le golpeó directamente en el pecho, tirándolo al piso y causándole lesiones graves.

Concretamente, el agredido sufrió fractura de clavícula con desplazamiento y traumatismos de tórax que lo dejaron más de 20 días sin poder ir a trabajar.