Testigos, peritos y un sobrecogedor relato en audiencia por Valentina

Publicado: 16/05/2018 20:06
Testigos, peritos y un sobrecogedor relato en audiencia por Valentina
Captura Teledoce
Centro de Justicia de Rivera

La fiscal narró el pedido desesperado de la niña de nueve años muerta en Rivera, antes que sus asesinos la mataran.

Un sobrecogedor relato de la fiscal Verónica Bujarín, sobre los momentos previos al asesinato de la niña Valentina Walter, marcó este miércoles la primera de las audiencias contra Y.F.C.S. (22) y J.M.D.L.S.M. (23), señalados como autor y coautor de la violación y el posterior homicidio de la pequeña en Rivera, que ese día, 12 de noviembre de 2017, cumplía nueve años.

"Ustedes son malos, ustedes no van a ir al cielo. Eso no se hace con una niña pequeña", dijo la fiscal, al decir las últimas palabras de la niña. Lloraba y pedía que la soltaran. Les dijo que iba a contarle a su madre. "Los imputados no escucharon sus llantos. Los imputados no escucharon sus gritos. En un momento, Valentina dejó de gritar”, concluyó Bujarín, registrada por los canales de televisión.

Los dos imputados, contra quienes la fiscal pidió la pena máxima posible según la legislación uruguaya, 30 años de cárcel más otros 15 por medidas de seguridad eliminativas, por homicidio muy especialmente agravado, compartían el recinto con la abuela de la pequeña, que lloraba.

De acuerdo con el relato registrado por las cámaras, la madre de Valentina, que le había prometido ir a comer panchos y jugar en la plaza para festejar su cumpleaños, le pidió que fuera a buscar a su hermano menor Amadeo, que jugaba con otros niños del barrio cerca de su casa, cercana a una zona de monte en las afueras de Rivera. Ella vestía remera amarilla, bermuda rosada, ojotas negras y una vincha violeta, regalo de cumpleaños de su madre.

En el camino se encontró con Y.C., un vecino del barrio. Le dijo que sabía dónde estaba su hermano, jugando y bañándose en el monte. Era mentira. Le dijo que la acompañaría. En el camino se encontraron con M.D.L.S. Cerca de un barranco pedregoso la violaron y luego la mataron. Escondieron el cuerpo y se juramentaron mutuamente que si uno era atrapado, asumiría la culpa para dejar impune al otro.

Tres días despúes, el responsable admitía su participación y llevaba a los investigadores al lugar donde se encontraba el cuerpo de la niña.

Testigos y peritos participaron de la audiencia de este miércoles, que al momento de escribirse estas líneas no había culminado. También había intervenido el abogado de la familia de la pequeña, Fernando Araújo. El viernes habrá una nueva instancia.