Gobierno manda "ajustes" al nuevo CPP con visto bueno de la Fiscalía

Publicado: 16/05/2018 14:35
Gobierno manda "ajustes" al nuevo CPP con visto bueno de la Fiscalía
Presidencia

Se busca mejorar la coordinación de la Policía con el Ministerio Público y darle más flexibilidades a la primera a la hora de actuar.

El Poder Ejecutivo envió al Parlamento un proyecto de ley modificativo de la ley 19.436, que creó el nuevo Código de Proceso Penal (CPP), según informó este miércoles Presidencia en su página web. Con esta iniciativa, se busca ajustar mejor la coordinación entre la Fiscalía y la Policía, y darle más flexibilidad a la hora de trabajar a esta última.

Esta iniciativa había estado en la mesa en la reunión del martes entre el subsecretario del Interior, Jorge Vázquez, y el fiscal de Corte, Jorge Díaz. Esta iniciativa proviene del Ministerio del Interior y la Fiscalía General de la Nación concuerda con ella.

Según indica el texto del proyecto, los primeros cinco artículos quieren darle a la Policía, justamente "mayor flexibilidad a la hora de trabajar y asegurarle respaldo legal que permita hacerlo de una manera más eficiente".

La actuación policial, indica el texto, no debe carecer de "cierto grado de autonomía", lo que, en criollo, significa que la Policía podrá hacer investigaciones sin que esta necesariamente dependa de indicaciones del fiscal a cargo.

El proyecto modifica también requisitos para la prisión preventiva. Esta no es preceptiva, salvo en la "reincidencia, reiteración y habitualidad" de delitos como violación, abuso sexual, atentado violento al pudor, lesiones graves y gravísimas, hurto cuando hay circunstancias agravantes, rapiña, extorsión, secuestro y homicidio, entro otros.

En el siguiente artículo se agrega que, si hay semiplena prueba, se podría establecer la prisión preventiva en esos delitos nombrados, si se teme la fuga del implicado o el entorpecimiento de la investigación, aunque no se trate de una reincidencia.

También se modifica el llamado "proceso abreviado", un acuerdo de condena entre fiscales y defensores, cuando la pena mínima no supere los seis años de penitenciaría, según la tipificación legal del delito. Hasta ahora, se tomaba en cuenta la tipificación de la Fiscalía. En estos casos no correrán la libertad anticipada y las libertades vigiladas.

La suspensión condicional de la pena queda eliminada.