¿FA, PN, PC? No, la Catalina y cómo las fake news llegaron al Carnaval

Por: Leonel García

Cinco Sentidos

5/02/2019 12:46

¿FA, PN, PC? No, la Catalina y cómo las fake news llegaron al Carnaval

Captura YouTube

Luego de su comentada actuación en el Teatro de Verano, en las redes sociales se viralizó una polémica letra que nunca escribieron.

Las fake news preocupan y mucho más en un año electoral. Tanto, que incluso se habla de “pactos éticos” pedidos a los políticos por la Asociación de la Prensa del Uruguay (APU), temiendo que se reproduzcan escenarios como los de Estados Unidos y Brasil, antes de ir a las urnas.

Lo que no se esperaba es que también llegaran al Carnaval.

La murga Agarrate Catalina volvió al Carnaval luego de siete años. El 30 de enero se presentó en el Teatro de Verano, por la primera rueda del Concurso Oficial. Lo hizo con su espectáculo “Defensores de causas perdidas” y, como lo hizo desde que irrumpió en esta fiesta, revolucionándola, dividió las aguas. En su cuplé dedicado a las clases sociales, en música de "La media vuelta" de José Alfredo Jiménez, la murga de los hermanos Cardozo cuestionó duramente la brecha social generada en los últimos años: “Ya no quiero ser soldado de una idea,/ ni rebaño de la izquierda o la derecha./ Me resisto a etiquetar a las personas,/ ¡y me cago en la locura de esta brecha!”.

Esto le generó a la murga una andanada de críticas de gente (que parece moverse muy bien en esta brecha) que la tildó de "tibia" y le reclamó un discurso más combativo en favor de la izquierda, a una murga que en un momento estuvo muy cercana al líder del Movimiento de Participación Popular (MPP), el expresidente José Mujica.

Posiblemente por esto se viralizó en los últimos días en las redes sociales una letra atribuida a “La Catalina 2019” con versos sumamente duros para el Frente Amplio. Basada en “Que el letrista no se olvide”, de Jaime Roos, arrancaba así: “Que el letrista no se olvide/ de la letra para el Frente/ que le prometió a la gente/ un país mucho mejor,/ que no olvide que estos locos/ prometían transparencia,/que aquella maldita herencia/y lo hicieron mucho peor”. Luego las estrofas seguían con similar o mayor dureza.

Como suele pasar con las “fake news”, verdadera razón de ser de su existencia, ese letra se viralizó sin que la mayoría se tomara el trabajo de ver si era cierta. Había cosas que rompían los ojos: ¿Por qué “La Catalina” y no “Agarrate Catalina”? ¿Por qué basarse en una canción de Jaime Roos tan identificada con el Carnaval y con otra murga (en este caso, Falta y Resto)?

Pero antes que a alguien se le ocurriera pensar, ya había varios festejando que “al fin una murga le daba palo al Frente” y otros criticando “a una murga que toda la vida vivió del Frente”.

Si algo tienen las fake news, es que se basan en el odio.

En Twitter, la gestora cultural Florencia Astori –hija del ministro de Economía y dirigente frenteamplista Danilo Astori- manifestó su “reputido total al libreto inventado” de la murga, añadiendo que es “asqueroso el nivel de violencia de la actual campaña política, que muy lejos está del debate y la profundización conceptual para fomentar la reflexión”.



Paradójicamente, el espectáculo de Agarrate Catalina este año apunta a la reflexión. A juzgar por lo que ha logrado en las redes, no parecería estar logrando ese efecto, gracias a la “lógica binaria” que justamente cuestionan.

¿Y qué dice la murga? Uno de sus componentes, Andrés Pazos, dijo a ECOS que la Catalina está pasando un Carnaval “divino”, con presencia “en todos los barrios”, con un promedio de tres tablados al día, con expectativas de pasar holgadamente los cien. “Es un espectáculo muy bien recibido, que gusta mucho a la gente y estamos disfrutando como locos”. Su participación en la Primera Rueda en el Teatro de Verano, justo la que generó elogios y palos, es la que aumentó el interés en su propuesta, añadió.

Con respecto a esa letra atribuida a ellos, Pazos señaló que la Catalina no le dio mayor importancia. “Es alguien a quien se le ocurrió escribir algo de eso… y viste cómo son las redes sociales. Nosotros hemos agarrado como política no salir a decir nada ni desmentir nada porque si no nos volvemos locos. En las redes sociales se dice cualquier cosa. Son las nuevas leyes de juego…”.

Esa canción, “Que el letrista no se olvide” con letra modificada, en realidad existe. Su responsable es el cantautor Ricardo Fernández Más. También se sintió molesto con esta atribución. “Bueno, aquí está la original y auténtica ‘Murga de un hombre sólo’ con ‘El letrista opositor’ que grabé hace tres años, no inventen más con que es de ‘La Catalina’... a compartir”, posteó en su cuenta de Facebook el 3 de febrero.