Carnavaleros: "Daecpu siempre tuvo impunidad para hacer lo que quiso"

Cinco Sentidos

4/01/2019 16:09

Carnavaleros: "Daecpu siempre tuvo impunidad para hacer lo que quiso"

teatrodeverano.org

El sindicato de trabajadores de la fiesta pidió a los directores el contrato con Tenfield y se abrió una brecha que aún no se cerró.

El celular de Myriam Bertolini, vocera del movimiento primero llamado Somos Carnaval y que ahora es el Sindicato Único de Carnavaleros del Uruguay (Sucau), un gremio que se parte del Pit-Cnt, en cuya sede realiza las reuniones, no ha parado de sonar en estas horas. Eso se debe al eterno enfrentamiento entre trabajadores agremiados y patronal, pero inédito por tratarse de un entorno inédito.

El jueves, el semanario Búsqueda publicó unas fuertes declaraciones de Enrique Espert, presidente de Directores Asociados de Espectáculos Carnavalescos Populares del Uruguay (Daecpu), la patronal en esta cuestión. Tildó a Sucau, cuya formación data del 18 de junio de este año, de “un montón de chantas”: “Están mal de la cabeza, están manijeados por unos del fútbol. Están influenciados”, expresó.

“Es muy fuerte lo que dijo (Espert), obviando y desconociendo lo que es un sindicato. Se ve que Daecpu no está acostumbrado porque nunca tuvo interlocutores. No vamos a responder una grosería porque no es parte de nuestra cultura”, dijo Bertolini a ECOS, portavoz de un gremio que agrupa ya a 400 personas, entre componentes (la gran mayoría), pero también utileros y técnicos. Ella, por caso, fue locutora de tablados y maquilladora. Es considerado un número “significativo” para una movida gremial que lleva nueve meses de vida.

“El desconocimiento que tiene el señor Espert para Sucau, a nosotros no nos va a dejar de lado nuestros principios. Que la patronal nos diga qué somos y que estamos influenciados, es desconocer una realidad porque siempre tuvieron la impunidad para hacer lo que quisieron. Y ahora hay trabajadores agremiados que van a seguir adelante”, añadió.

El germen de lo que hoy es Sucau comenzó a gestarse a principios de este año, a imagen y semejanza de lo que fue el movimiento de futbolistas Más Unidos Que Nunca, que llegó a desplazar a fines de 2017 a la entonces directiva de la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales presidida por Enrique Saravia y que también influyó en la recién nacida Asociación de Futbolistas Amateurs del Interior (AFAI), que aparece como un contrapeso a la Organización del Fútbol del Interior (OFI). Al igual que en estos casos, hay términos que se repiten: dinero, derechos de imagen y Tenfield.

El factor Tenfield

Tenfield fue justamente lo que abrió una brecha entre las partes, según dejó en claro Espert a Búsqueda. “Yo qué tengo que ver con el contrato de televisión, si el contrato no se puede andar mostrando. Es, ¿cómo se llama? confidencial. Que vayan y se lo pidan a Tenfield”, dijo al semanario. Ambas partes, Sucau y Daecpu, sostuvieron dos reuniones a mediados de año. Según el presidente de “la patronal”, fue “por una cuestión de respeto”, que parece de su parte ahora no existir. El último encuentro, en agosto, concluyó cuando el flamante sindicato pidió acceder a los contratos firmados con Tenfield para la transmisión del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas.

ECOS se contactó con Enrique Espert, pero el presidente de Daecpu se excusó de formular más declaraciones sobre este tema.

“Nosotros pedimos el contrato porque queríamos hacer un estudio de mercado, con la ayuda de varios asesores, para ver cuánto vale el Carnaval. No cuestionamos lo que recibe Daecpu”, indicó Bertolini. Sin embargo, destacó la diferencia de lo que pagaba la empresa antes del bienio 2010-11 y después. En esos dos años, el concurso fue transmitido por Canal 5. Antes, dijo la vocera de Sucau, pagaba 80 mil dólares anuales; dos años después, la oferta fue de US$ 540 mil. “Solo queríamos saber ‘¿cuánto vale el Carnaval?’. Intentamos que entendieran eso, pero dijeron que era algo confidencial, se levantaron y se fueron”.

Saber los términos del contrato de la transmisión del Carnaval no es el único objetivo de Sucau. “Queremos que el trabajador de carnaval sea eso, un trabajador de carnaval, que esté regularizado y tenga derechos. Hoy a un carnavalero le pasa algo en un escenario, una caída, y no está cubierto”, indicó. Según sus protagonistas, es muy común que los arreglos económicos sean acordados de palabra; al no haber nada escrito, eso es campo fértil para dejar a un artista “adentro”, como se dice en la jerga a los incumplimientos. De hecho, el gremio contabilizó 40 incumplimientos por parte de los dueños de los conjuntos que le hicieron llegar a Daecpu.

Según Bertolini, estos se comprometieron a hablar con ellos; aún no han tenido novedades. El propio Sucau comenzó a llamar a los directores “morosos”; al momento, ninguno desconoció la situación y habrá reuniones por cada caso en los siguientes días.

Contexto

De la misma manera que pasó con Más Unidos Que Nunca, este sindicato sabe que hoy hay un contexto social que inclina la balanza a su favor. Tenfield es una empresa que en general no tiene una buena imagen pública y Daecpu es vista como su aliada.

Por caso, en el último concurso oficial fue muy cuestionado lo que le ocurrió a la murga Cayó la Cabra: por tener alusiones críticas a Tenfield fue discriminada durante las transmisiones de VTV, señal que emitía las actuaciones, lo que incluso incluso mereció cuestionamientos del Instituto Nacional de Derechos Humanos.

También hay un ambiente político que se ve proclive. Sucau se reunión con autoridades del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) y la Junta Departamental de Montevideo, donde tuvieron una buena acogida. “Nos presentamos ante el ministro (de Trabajo, Ernesto) Murro, donde se habló de un compromiso que pasado este carnaval vamos a juntarnos para ver las formas cómo regularizar esta actividad”, expresó. Además, el actual director de Movilidad Urbana de la Intendencia de Montevideo (IM), Pablo Inthamoussú, poseedor de una larga trayectoria como murguista, es una de las caras más notorias de este movimiento (acompañado por otros nombre de peso en esta fiesta como Rafael Antognazza, Pablo Barrios, Pablo Cocina y Charly Álvarez).

Este gremio no consideró realizar una medida de fuerza para el Carnaval 2019. “Por ahora estamos apostando al diálogo”, agregó Bertolini.

Pero es un diálogo que, ella sostiene, al momento Daecpu no está interesado en retomar. “Hace más de tres meses que les pedimos, via email, tener otra reunión. Pero por las declaraciones de este buen señor (en referencia a Espert), está claro que no tienen la menor voluntad de tenerla. Pero nosotros, como sindicato, estamos dispuestos a pelearla”.