El negro inunda la alfombra roja de los Globos de Oro

Publicado: 7/01/2018 21:22 | Actualizado:

Catherine Zeta-Jones

EFE

La australiana Renee Barg.

Estrellas de la tevé Sheinelle Jones, Al Roker, Natalie Morales and Carson Daly.

EFE

La actriz Laura Marano

La británica Carly Steel

EFE

Missi Pyle

La alfombra roja se desplegó y comenzaron a llegar las estrellas de Hollywood con claro espíritu reivindicativo.

Los vestidos y trajes de color negro inundan la alfombra roja de la 75 edición de los Globos de Oro, reflejo del movimiento "Me Too", cuyo objetivo es denunciar el acoso sexual a las mujeres en Hollywood.

Meryl Streep, Hugh Jackman, Chris Hemsworth, Jessica Biel, Justin Timberlake, Catherine Zeta-Jones, Dakota Johnson, Emma Watson y los niños de la serie "Stranger Things" fueron algunos de los artistas que ya han llegado al evento, todos ellos luciendo el negro para la ocasión.

Entre los primeros invitados que aparecieron, también optaron por ese color Caitriona Balfe, Debra Messing, Katherine Langford, Jamie Chung, Alison Brie, Édgar Ramírez, Freddie Highmore, Alexis Bledel o Alfred Molina.

"Este movimiento es muy importante; es solo un pequeño gesto, pero espero que lleve a grandes cambios. Hay que escuchar a las mujeres, creerlas y apoyarlas cuando lo necesiten", dijo Molina, nominado por "Feud".

Tras el escándalo por las acusaciones de abuso sexual contra el productor Harvey Weinstein y la campaña "Me Too" (yo también), que señaló también a Dustin Hoffman, John Lasseter o Brett Ratner, se esperaba esta alfombra roja como la primera gran protesta pública contra el acoso en Hollywood a las mujeres.

Esta acción feminista no solo apela a las actrices, ya que la estilista Ilaria Urbinati, que trabaja con Dwayne "The Rock" Johnson o Tom Hiddleston, afirmó recientemente que sus clientes también vestirían de negro.

La iniciativa ha unido sus esfuerzos a la acción llevada a cabo por más de 300 mujeres poderosas de Hollywood, entre ellas las actrices Meryl Streep y Eva Longoria, que lanzaron recientemente un fondo de defensa legal destinado a ayudar a mujeres menos privilegiadas que ellas a defenderse de posibles abusos sexuales en el entorno laboral.

Ese fondo de defensa legal llamado "Time's Up" ("Se acabó el tiempo") suma más de 13 millones de dólares en donaciones y busca ayudar a esas mujeres con salarios bajos a protegerse de las consecuencias que puede tener denunciar los abusos sexuales.
EFE