Seis series británicas imperdibles

Publicado: 3/12/2017 11:02
Seis series británicas imperdibles
The Thick of it

He aquí una selección de algunas series de experiencia obligatoria para todo aquel que quiera probar una cucharada de producción británica.

Por Jorge Sarasola

El bombardeo constante de series norteamericanas hace difícil escapar a la avasallante producción del gigante del norte. Pero las oportunidades actuales de mirar programas on-demand permiten romper con la burbuja yanqui y cultivar los paladares más de allá de los Estados Unidos. Dentro de lo que es la producción europea, el Reino Unido siempre ha ocupado una posición privilegiada, probablemente por la inversión de un conglomerado formidable como la BBC en producciones nacionales.

El largo de las temporadas constituye una diferencia esencial entre los shows americanos y los británicos. Mientras el productor norteamericano le exprime todo el jugo que puede a la serie, desarrollando infinitas temporadas de incontables capítulos, el británico prefiere dejar al espectador siempre con un dejo de insatisfacción (las series inglesas promedian solamente seis capítulos por temporada). Calidad sobre cantidad, como diría algún profesor de liceo.

He aquí una selección de algunos shows de experiencia obligatoria para todo aquel que quiera probar una cucharada de la producción británica: dos comedias, un detectivesco, un drama/policial, un documental y un clásico.
Disclaimer: Black Mirror no fue incluida porque no necesita más publicidad…

1. The Thick of It (2005-2012)
Género: comedia
Temporadas: 4


Todos hemos escuchado hablar sobre el humor inglés: irónico, acido, incómodo, de a ratos brutal. El escape catártico de una sociedad reprimida por su impecable buena educación. Escrita y dirigida por el reconocido comediante británico Armando Iannucci – que luego creó Veep –, The Thick of It satiriza el funcionamiento gubernamental: repleta de ministros inútiles, empleados públicos ineptos, asesores inmorales y una prensa carroñera, este show rápidamente se transformó en una serie de culto que muchos utilizan como prisma para entender la política británica. Centrado en el jefe de comunicaciones del partido de gobierno, Malcolm Tucker (Peter Capaldi), un escocés hiperactivo que no puede enhebrar un enunciado sin insultar a su interlocutor, la serie ofrece una mirada implacable sobre el macabro arte de la comunicación gubernamental.

A pesar de que el show nunca nombra específicamente a laboristas y conservadores, queda bien claro quién es quién; e incluso se cree que el personaje de Tucker está basado en el jefe de comunicaciones de Tony Blair, Alistair Campbell. Con el caos desatado en la política británica por el Brexit, muchos le han rogado a Iannucci que cree un show para estos tiempos.

Cómo verla: Netflix (desde el Reino Unido)

2. Sherlock (2010 - presente)
Género: misterio
Temporadas: 4


El detective creado por Sir Arthur Conan Doyle ha experimentado más de 230 reinterpretaciones en las diferentes artes desde su incepción. Pero la producción de la BBC que transporta a Sherlock (Benedict Cumberbatch) y Watson (Martin Freeman) al siglo XXI sin duda entra en el podio.

El Sherlock contemporáneo utiliza un smartphone en lugar del telegrama de antaño, y escribe posts en su página web personal. Watson relata las andanzas de su compañero en un blog con gran afición, y acaba de volver herido de la reciente invasión a Afganistán. Pedante, brillante y con tintes de sociópata, ver como Sherlock resuelve crímenes es similar al efecto de la comida rápida: obviamos sus aspectos cuestionables por el poder adictivo que ejerce sobre nosotros. El guión combina un respeto detallista por la obra literaria y gran creatividad en la reinterpretación de los cuentos, la estética es innovadora y refrescante, y las actuaciones son formidables. Imperdible.

*Una reseña completa del mismo autor sobre esta serie disponible aquí
Cómo verla: Netflix


3) House of Cards (1990)
Género: drama político
Temporadas: 3


¿Pensaron que hablarle a la cámara era un recurso novedoso propio del siglo XXI? Antes que Kevin Spacey conmocionara al mundo con su interpretación de Frank Underwood en la adaptación norteamericana de House of Cards, el británico Ian Richardson ya había hecho lo suyo en su rol como Francis Urquhart en la versión original de la BBC de los 90.

Luego de ver la adaptación contemporánea es cierto que la original puede resultar un tanto lenta y anticuada para los más impacientes. Pero para aquellos interesados en la política británica, ver a este parlamentario despiadado y calculador abriéndose camino en los corredores de Westminster mientras lidia con la corona en Buckingham Palace es un deleite. Un clásico.

Cómo verla: Netflix

4) Happy Valley (2014 - presente)
Género: drama /policial
Temporadas: 2


No es fácil optar por un policial contemporáneo cuando la lucha es feroz. Broadchurch y Line of Duty realmente valen la pena, pero Happy Valley se lleva la corona. El protagonista no es un genio calculador como en Sherlock, sino una policía ordinaria, Catherine Cawood (Sarah Lancashire), de mediana edad, divorciada y con una complicada vida personal, arriesgando su vida a diario como tantos otros policías. Pero esta es la principal virtud de la serie: una pintura fresca, realista, mundana, del oficio del policía en el norte de Inglaterra (West Yorkshire). Lancashire se ha convertido en una heroína feminista en su interpretación de la incorruptible Catherine, sobretodo cuando se considera que la violencia sexual ocupa un lugar primordial en la narrativa.

Cómo verla: Netflix.

5) Planet Earth (2006-2016)
Género: documental
Temporadas: 2


Esta producción es evidencia de la calidad que tiende a caracterizar a los documentales británicos. La primera temporada (2006) demoró cinco años en crearse y, en su momento, fue el documental sobre la naturaleza más caro en la historia de la BBC. En 2016 una segunda temporada maravilló al Reino Unido, mostrando cómo ha cambiado el mundo animal en estos diez años, con un foco especial en las consecuencias del cambio climático. Narrado con el encanto de un abuelo por el nonagenario ícono de la televisión británica, David Attenborough, esta fantástica introducción al mundo animal desde los polos hasta el desierto es educacional, entretenida, y apta para grandes y chicos.

Cómo verla: Netflix

6) Peep Show (2003-2015)
Género: comedia
Temporadas: 9


The Office debería entrar en esta lista, pero la última plaza será reservada para otra comedia de culto que ha atraído menos atención internacional. Tal como The Office, Peep Show es caracterizada por un humor incómodo y ácido que tendrá a los espectadores debatiéndose entre la risa y la condenación. Dos conocidos humoristas ingleses - David Mitchell y Robert Webb - interpretan a Mark y Jeremy, un par de jóvenes adultos viviendo en Londres que luchan por ser "normales". Mark es un alienígena social - una cruza entre Sheldon Cooper y el protagonista de 'Virgen a los Cuarenta' - que se desespera por hallar pareja, mientras que Jeremy es un músico sin talento que busca alguna forma de ganarse la vida sin trabajar. Esperen lenguaje gráfico, ningún tabú para tratar el sexo y denle una temporada antes de juzgarla. Definitivamente no apta para niños.

Cómo verla: Youtube / Netflix / Channel 4 (desde el Reino Unido)