“Tengo una enfermedad que puede ser mortal como tantas otras cosas"

Publicado: 10/10/2017 13:54
“Tengo una enfermedad que puede ser mortal como tantas otras cosas"

"La vida es urgente", reflexiona el líder de Jarabe de Palo, que se presentará el 14 de octubre en Montevideo y continúa gira sudamericana.

Por Alejandra Volpi

El líder de Jarabe de Palo, Pau Donés, habló sobre el concierto que ofrecerá en Montevideo el próximo 14 de octubre, pero también del disco y el libro titulados “50 Palos” en los que asegura haber hecho “una catarsis cojonuda”, y del cáncer de colon que lo mantuvo alejado de los escenarios por dos años y lo empujó a reencontrase con los detalles cotidianos.

“Me parece que fue ayer que estaba tocando, por eso no me resultó extraño volver ahora a los escenarios. En los dos años que me mantuve al margen por mi enfermedad, pensé que me dedicaría a otra cosa o me tomaría luego un tiempo de descanso, pero de alguna manera estaba riéndome de mí mismo al considerar eso, porque vamos, esto es lo mío”, dice al otro lado de la línea, previo a una prueba de sonido en México.

-¿Y cómo estás ahora de salud?

- Pues muy bien, llevamos más de sesenta conciertos. En Sudamérica comenzaremos en Uruguay y después iremos a Argentina, Chile, Perú, Colombia, República Dominicana, Panamá, y estoy estupendo, sigo con mi quimioterapia, con mi tratamiento. La enfermedad para mí no ha sido un gran problema, aunque podría ser un problema muy muy grande. Me diagnosticaron el cáncer, me operé las veces que me tuve que operar del colon, del hígado y después del peritoneo, empecé con mis quimios y no le he prestado mucha atención. Tengo una enfermedad que puede ser mortal como tantas otras cosas en la vida, pero no pienso en eso, no me gusta pensar en la muerte ni tenerle miedo a la vida. Estar vivo es un regalo. Me gusta hacer deporte, obviamente me cuido, he dejado de tomar, pero estoy muy bien.

-En el libro “50 palos”, dices que el cáncer te cambió el modo de pensar.

-Es una enfermedad, no un maestro, pero me cambió la vida porque me mandó para casa y me reencontré con mi vida. Los músicos somos como surfistas, o estamos arriba de la ola o dentro de ella, pero siempre lejos de la costa, que viene a ser nuestro contacto con la tierra.

-¿Y qué te estabas perdiendo?

-Una cantidad de pequeños detalles que una vida cotidiana te da. Levantarte por la mañana y ser parte del desayuno, llevar a tu hija al colegio, salir a pasear con tus perros, levantarte un domingo sin resaca, (se ríe). Cosas que me encantaron, en eso tuvo que ver el cáncer. Pero no es un buen compañero de vida.

-¿Mucha gente que tiene la misma dolencia te ha tomado de ejemplo?

-Yo desde el primer momento expuse la enfermedad en las redes para intentar desestigmatizarla. Provoca mucho miedo y mucho dolor a quien lo padece y también a quienes están alrededor, especialmente porque no se le conoce. Cuando le dije a mi padre que tenía cáncer, lo primero que le comuniqué es que no me iba a morir, para no asustarlo, porque es lo primero que se piensa. Se puede vivir con cáncer, incluso hay gente que se muere de vieja o de otras cosas.

-En el libro dices que te gustaría vivir hasta los 70 años.

- ¡Sería un lujazo! Cuando te diagnostican cáncer el tema de cuánta vida te queda por delante lo tienes presente, porque te puede matar. En cambio nunca piensas que te vas a morir en un accidente de coche o en una avalancha de nieve y de eso habla una canción de amor que escribí que se llama “Humo”, y que nació un día que pensaba que me iba a morir. Procuro vivir intensamente el presente y sobre todo disfrutar del momento.

-¿Sientes los años como palos, como golpes?

-En España la edad se dice así, tengo 50 palos, es sinónimo de años. Pero también es cierto que la vida se forja un poco de palos, la vida te da palos, y tú lo vas superando y vas aprendiendo.

-En tu libro hablas de cosas divertidas pero también de pasajes difíciles, como el suicidio de tu madre, que te marcó para siempre.

-Cuento cosas que le pasan a cualquiera y ahí reside el éxito del libro. Me costó un poco empezar porque no sabía cómo organizarlo, pero fue una catarsis cojonuda, me levantaba cada mañana y elegía un tema para escribir. No tiene ningún orden completo, no hay nada premeditado. Escribí hasta tener los 50 capítulos.

-Te licenciaste en Ciencias Económicas para darle el gusto a tu padre, ¿alguna vez te sirvió para algo?

-Sí, para enfrentarme al negocio de la música, porque yo vivo con humildad, pero aprendí muchísimo, como trabajé en una agencia de publicidad sabía más de marketing que el de marketing de la compañía discográfica, y sabía más de números que el contable de mi manager, así que me sirvió para protegerme un poco en un negocio donde se gana o se pierde mucho dinero, y cuando se gana los tiburones muerden fuerte.

-¿Ya estás pensando en otro disco?

-No, no tengo proyectos, vivo el presente. Por eso escribo canciones como “Depende”. ¡Que nuestro presente no sea el tiempo que perdamos pensando en el futuro! Me da igual. El año que viene puedo publicar un disco como quedarme surfeando en Nicaragua. La vida es urgente.

En formato acústico

El espectáculo que presentará Jarabe de Palo en Montevideo Music Box el próximo 14 de octubre a las 21 horas será en formato acústico y según Donés una celebración de los 20 años del grupo y de los 50 años de él. El repertorio está integrado por sus canciones más conocidas y un inédito, “Humo”. En escena el público verá a un cuarteto: piano de cola, violonchelo, contrabajo, y a Donés en percusión, guitarra y voz. Este año la gira sumará en total 120 conciertos.