"In a heartbeat", el corto de animación del que habla el mundo

Publicado: 7/08/2017 11:24
Video: Youtube

Es la historia de Sherwin y Jonathan, dos niños en edad escolar que se enamoran entre sí. Tuvo millones de visitas, aplausos y críticas.

Dura menos de cuatro minutos, pero está haciendo hablar al mundo. Se trata de la animación "In a heartbeat" ("En un latido del corazón"). La realizaron Esteban Bravo y Beth David, mexicano él y estadounidense ella, estudiantes del Ringling College of Art and Design, de Florida. Cuenta la historia de dos Sherwin y Jonathan, dos niños en edad escolar, que se enamoran entre sí.

El video -con una estética muy similar a la de las producciones de Pixar- fue subido el 31 de julio y ya superó las 21 millones de visitas.

"Nuestro objetivo fue trasmitir un mensaje de amor y aceptación para los niños que sienten que no encajan en el patrón sexual que la sociedad les impone, hacerle ver al mundo que todos, desde pequeños, tenemos el derecho de amar y de elegir a la persona con la que queremos estar y no debemos tener miedo por eso", le dijo la joven a BBC Mundo.

Según contaron los realizadores a ese medio, la idea sugerida originalmente trataba sobre el enamoramiento de un niño y una niña. Sin embargo, les pareció más honesto hacerlo de esta forma. Tanto Bravo como Davis son gays.

"Beth y yo sabemos muy bien qué es lo que se siente al vivir con ese temor a tus sentimientos y a que todos los demás sepan. Al personaje lo vemos corriendo para huir, se esconde incluso en un basurero. En eso nosotros dos nos identificamos, porque era lo que hubiéramos hecho con nuestros sentimientos: los hubiéramos ocultado, hubiéramos corrido de ellos", el mexicano ante ese mismo portal.

El proceso de realización se extendió por cinco meses, de diciembre de 2016 hasta abril de este año.

La controversia estuvo desde el arranque. Para muchos, es una manera muy adecuada de naturalizar y aceptar la diversidad sexual. Para otros, se trata de fomentar la homosexualidad a edad temprana.

"Yo no me convertiría en heterosexual por ver una historia entre un hombre y una mujer. Por una sencilla razón. Uno es, uno no se convierte", zanjó Bravo.