Djavan: "“Brasil está en un proceso de limpieza moral”

Publicado: 12/04/2017 15:49
Djavan: "“Brasil está en un proceso de limpieza moral”

A pocas horas de actuar en Enjoy Punta del Este, el notable músico brasileña habla de su obra, sus investigaciones y la política de su país.

Por Alejandra Volpi

Este viernes a las 21 horas, el músico brasileño Djavan presentará su nuevo disco “Vidas para contar” en Enjoy Punta del Este. “Mi búsqueda siempre fue la diversidad”, confiesa al otro lado del teléfono en diálogo con ECOS. A sus 68 años decidió homenajear a su madre en una canción, “Dona do Horizonte”, pero también habla sobre política de forma optimista: “Brasil necesitaba atravesar este proceso aunque sea doloroso”.

-¿Es su disco más autobiográfico?

-Tal vez sí y es también una mirada al pasado. Hablo de mi madre, de mi vida en el nordeste (donde nació, en Maceió), de mi relación con otras personas, pero hablo también del amor y de política.

-Después de tantos años de carrera, ¿Cuál es su principal motivación para seguir componiendo?

-Me motiva hacer otra vez. Yo tengo que periódicamente traer nuevas palabras, melodías y armonías. Yo necesito expresarme todos los días.

- Esta vez quiso inmortalizar a su madre.

-Sí, porque siempre hablé de la relación con mi madre, sobre todo de la relación musical, en las entrevistas. Pero ahora quise hacerlo a través de la música, porque ella descubrió muy temprano que yo tenía una vocación fuerte para esto y empezó a mostrarme los cantantes que le gustaban. En “Dueña del horizonte” hablo de ella. La música que me hacía escuchar tuvo una total responsabilidad en mi destino (se refiere a nombres como Dalva de Oliveira, Angela Maria y Luis Gonzaga).

-Y es autodidacta, se formó solo, es un gran investigador. ¿Cómo fue ese proceso?

-Se dio naturalmente, porque la música siempre fue mi camino central. Entonces seguía buscando cómo hacer para aprender a tocar guitarra, me encontraba con los músicos de donde vivía y fue un proceso muy tranquilo. No tuve ninguna dificultad.

-Investigó mucho en la música de su país, pero también en la de América Latina toda y en la de África, en la música negra.

-Siempre me gustó la diversidad. Siempre me gustó pensar cómo se haría el samba, el jazz, la música latina en general, la música flamenca con la que tengo gran afinidad... Fue una búsqueda instintiva, porque la diversidad es mi foco hasta hoy. Mi música discurre de esta formación diversa, por eso hago una música que es muy ecléctica.

-En esa investigación, ¿le interesó algo de la música uruguaya?

-El candombe es una música que me gusta, que tiene una pegada que hace una ligación con la música negra también brasileña, es la música que más se identifica con Brasil y es la que conozco mejor de Uruguay.

-¿Qué opina de la crisis política que atraviesa su país?

-Brasil está atravesando una fase que considero muy promisoria, estamos intentando limpiar la práctica política. Es un proceso doloroso, lento, pero necesario. Brasil es de los pocos países del mundo que está consiguiendo hacer un proceso de limpieza moral y ético en la política. No es una cosa fácil, no sé cómo se va a hacer para realmente resolver el problema, no creo que se pueda acabar totalmente con la corrupción. Pero está todo encaminado para fundar nuevos valores y una casta política nueva que sea más progresista y humanitaria. Se tiene que comprender que los gobernantes son representantes del pueblo y para él tienen que trabajar. Brasil está intentándolo. Yo apuesto porque mi país lo consiga.

-Tiene una mirada positiva del asunto.

-No hay nada más positivo que esto. Brasil necesitaba un proceso así. Todavía hay un gran camino por delante. Además yo soy una persona muy optimista, positiva, trabajo todo el tiempo para el desarrollo de mi vocación, de mi vida, entonces espero que las cosas se resuelvan. Brasil es un país poderoso pero tiene muchos problemas y los países latinos en general tienen mucho que caminar para cuidar bien de su gente.